miércoles, 18 de enero de 2012

Oscuridad

Oscuridad, único testigo en la promesa de un sentimiento, afecto íntimo que juega con emociones inusuales, nacen experiencias más allá de las personales. 
Sueño fantástico que describe un momento romántico, miedos escondidos con ganas de aventurarse en un misterioso paraíso. 
La delicadeza de la piel se transforma en fuego para quemar en silencio el deseo que retrata la pureza de un alma gemela.
Las ansias solo quieren destapar el velo del alma. Las caricias se convierten en arte y la sorpresa de tu presencia confunde la noche con el día. 
Pasión en el aire, besos en lo desconocido, palabras opacadas por el incontrolable cariño, y actos delicados totalmente resumidos.
La luz no existe y la curiosidad solo te incita a retornar; aquí la melancolía no tiene lugar, y los fantasmas de la inocencia se pierden en la inmensidad.
Las velas se apagaron, la luna despertará, el alma del cuerpo se ira volando con los misterios y enigmas de la oscuridad.
Las manos irradian llamas de gran intensidad, los sueños se comparten y se encadenan al encanto de una noche especial.
Timidez adornada de majestuosidad, que acoge una verdad donde el suspiro narra sobre un mundo que es el dueño de todos los desvelos.
Sensación que sana el llanto íntimo de la soledad, miradas pérdidas en pleno encuentro de la oscuridad, pasos silenciosos que buscan libertad.
Gestos grabados en algún lugar del pensamiento, secretos de la piel escritos en un testamento, abrazos atados que reflejan el sentir del momento.
Dos argumentos que hablan de un mismo destino… Será un instante divino o un recuerdo profundo entre dos individuos…



No hay comentarios :

Publicar un comentario