domingo, 29 de abril de 2012

La solución

La solución pende de tu manera de ver la vida, de tu forma de sentir el aire que al despertar respiras, y de las ganas que le pones al empezar un nuevo día. Por más difícil que parezca encontrarla, la verás tímida e inocente ante tus ojos, esperando a ser abrazada por ti.
La solución a las decepciones causadas por el amor se basa en aquellos detalles de la vida que compensan el mal momento que vivimos, como la libertad que tenemos de elegir a quienes queremos tener a nuestro lado, y el poder de levantarnos para apreciar la luz de sol y el brillo de la luna. 
La solución a la desesperación se encuentra en la indomable paciencia, en el arte de adueñarnos de nuestro propio tiempo y de cuidar muy bien nuestro espacio al saber quienes realmente nos rodean.
La solución a la mentira es la aceptación de toda la verdad, es la confrontación a los hechos sin prolongar dudas. Es dejar a un lado la inocencia de que todo será como esperas que sea, es aceptar sin miedo que la realidad a veces es más cruda de lo que piensas.
La solución a las pesadillas se encuentra en la ausencia de los sueños que dejaste de soñar a través de los años. La solución es andar volando sin temor por la vida, es exiliar por siempre todo el rencor y la ira, y permitir al corazón volver a sentirse pleno.
La solución la encuentras en tu reflejo, en tu voz y en cada paso que marcas en esta vida. No te enfoques tanto en la búsqueda de compañía, deja de lado ese afán y sigue tu camino hasta encontrarte contigo en la misma vía.
La solución al odio y a la cólera está en tu propia armonía, no permitas que estas jueguen contigo y te hagan perder el equilibrio sin que puedas advertirlo. Siembra en tu anhelo la paz y la alegría que en tu vida necesitas.
La solución puede estar perdida en uno de tus pensamientos, atada en una simple mirada, en una noche de desvelo, en un sueño de aquellos, en la brisa del mar y del infinito cielo, en una palabra de consuelo o en tu enigmática sonrisa.
La solución está en tus manos, escondida en la sombra de la vida. Atrapada en tus pretextos de ir no a buscarla y de esperarla en las promesas que haces al viento y que solo vuelan por el mundo.
La solución depende exclusivamente de ti, no dejes que la soledad le ponga un límite a tus sueños, corta ese vínculo que tienes con el pasado y cámbialo por un futuro lleno de sonrisas. Viste tu alma con ganas de sentir, vivir y ser feliz a la manera que tú elijas.


No hay comentarios :

Publicar un comentario