domingo, 5 de febrero de 2012

Nuestro ángel

Una parte de mí se fue al cielo dejando sentimientos escondidos a través del tiempo. Muchos recuerdos y tantos pensamientos reflejan porque yo siempre te llevo en mi alma y en mi corazón mi dulce y linda amiga. 
Fueron situaciones que surgían de la nada, en las cuales nos encontrábamos y en donde llegamos a conocernos cada día un poco más. Fueron tantos momentos que compartimos juntos, pero fue la tarde con la noche que empezaron a murmurar nuestra amistad. 
Tus juegos y locuras brillaban en la noche, me sacabas una sonrisa al contarme todas tus travesuras, tan inocentes y divertidas. Era tu mirada que me daba esa atmósfera de confianza que solo se encuentra en muy pocas personas. Eran tus gestos tan sinceros de niña, los cuales bailaban con tus actos y convertían esos momentos en nunca olvidar. Fue tu risa contagiosa que devolvía la inocencia a este joven, tu fiel amigo, tu cofre de secretos y confidente en el amor. 
Soñaste con sanar a las personas pero no te imaginas cuánta alegría nos diste con tal solo formar parte de nuestra vida. Me regalabas un abrazo sincero cada primavera, era tan lindo y muy emocionante encontrarte siempre caminar por mi vereda, conversar y molestarnos eran situaciones donde solo prevalecía una amistad verdadera. 
Tú fuiste el ejemplo de una buena amiga, tú has sido la belleza por dentro y por fuera, eres nuestro ángel que vela por nosotros cuando nos invade la tristeza. Con una oración toco tu puerta, hablas conmigo y te escucho como aquellas noches, con total naturaleza. Ella, mi más querida amiga conserva el sentimiento sincero en sus ojos, a pesar de no seguir aquí, regala alegrías y adorna las mañanas cuando recuerdo su sonrisa, ella dibuja nuestros sueños con su mirada que jamás olvidaré, y pinta de ilusión lo deseos de sus mejores amigos. Vives con Dios y nos miras con amor, pues sabes que todos tus seres queridos te vamos a guardar por siempre en el corazón.


Dedicado para una de mis mejores amigas Ashley Astrid Arévalo Santa Cruz.
                                                                         

No hay comentarios :

Publicar un comentario