martes, 13 de diciembre de 2011

Un nuevo día

Empieza otro día más, la mañana nace sin miedo, todo se ve tranquilo pero nada me parece importar, solo quiero huir de esta realidad tan caótica.
Me encuentro desorientado, pensamientos del ayer deambulan sin sentido, el silencio me hiere constantemente mientras respiro esta extraña soledad.
Hace frío, mi piel está temblando, empiezo a delirar, recuerdos vienen, recuerdos van, y siento un despojo de sentimientos. No diré nada.
Me quedo quieto y me callo, recreo momentos en los cuales no sentía toda esta tempestad de autor anónimo y de origen sumamente desconocido.
Mi mirada quema, aleja a las almas con malas intenciones, golpea, repetidamente golpea y desaparecen los fantasmas del pasado.
Sonrió sin motivo, sé que es un buen indicio, respiro con calma y retomo con fuerza mis anhelos perdidos.
Veo mi reflejo a través de la ventana, el sol va saliendo y con sus rayos tiñe cada espacio de mi alma.
Se alejan… Las angustias y las adversidades se alejan… Veo con más claridad, mi cielo se ha despejado, ahora podré volar sin temores.
Siento una paz en mi interior, pero afuera todo sigue del mismo modo, con paciencia, con paciencia habrá un equilibrio.
Engaños, esquivo engaños pero logran hacerme daño, me hieren, me rozan con su daga de mentiras, agonizo y sangro decepciones.
Otra vez la vida juega con mi destino, me encuentro perdido en los suburbios de lo desconocido. Sálvame, ampárame.
Está oscuro el día, se enfureció y contamino mi cielo, me siento atrapado y sin salida, grito pero nadie parece escucharme.
Oigo un canto, me complace por momentos, y siento que cada vez es más fuerte, solo me queda esperar y ser paciente.
Ya logro ver el camino, no todo está perdido, falta poco y se irán mis miedos en la lluvia que la nube llora, sola, desconsolada.
Mis ojos están cansados, mi alma reposa sin consuelo, iré a soñar para mañana volver a despertar a la luz de un nuevo día.



No hay comentarios :

Publicar un comentario